Consejos

Obesidad y sedentarismo: cómo combatirlas antes que sea tarde

Obesidad-y-sedentarismo-como-combatirlas-antes-que-sea-tarde

Cada año mueren miles de adultos debido a la obesidad, siendo la segunda principal causa de muerte después del tabaco. Los datos indican que en los últimos 10 años la prevalencia de sobrepeso ha aumentado más de un 50% en los adultos y en la actualidad este factor es el problema de salud más común que enfrentan los niños.

En comparación a una década atrás los costos directos de la obesidad y el sedentarismo se han triplicado en la actualidad.

Beneficios de la actividad física contra la obesidad y el sedentarismo

Una revisión de la literatura por Blair & Rodney encontraron lo siguiente:

  • La actividad física otorga una protección contra las enfermedades cardiacas, especialmente en hombres con sobrepeso.
  • La actividad física regular aparece como reductora del riesgo de desarrollar hipertensión en hombres con un índice de masa corporal (IMC) elevado y su reducción fue mucho mayor en hombres con un IMC aún más alto.
  • La actividad física tiene el mismo efecto protector en diabéticos de peso normal como en diabéticos con sobrepeso.
  • Diversos estudios han demostrado que la reducción de peso no es necesaria en las personas que se benefician de los efectos de la actividad física sobre la tolerancia a la glucosa y la sensibilidad a la insulina.
  • Mujeres sedentarias con IMC<29 tienen un riesgo relativamente más alto de 0.79 para las enfermedades crónicas modernas que las mujeres activas con IMC>29 quienes tuvieron un riesgo relativo de 0.69 (cuanto más hacia el número 1 se acerca el riesgo, mayor es la probabilidad de que padezcan la enfermedad).
  • El entrenamiento aeróbico de moderada intensidad (30 minutos diarios) tuvo un efecto favorable sobre la tolerancia a la glucosa en gente mayor independientemente de los cambios en la adiposidad abdominal. Este aumento de la actividad física del sedentarismo a 30 minutos diarios disminuiría la prevalencia de estas condiciones dentro del mismo IMC.
Recomendación

Además de disminuir la ingesta calórica mejorando el tipo de alimentación es necesario que incluyas actividad física regular en tus hábitos cotidianos.

Esta actividad deberá ser de moderada a intensa ya que de lo contrario no logrará mejorar los fenómenos de origen periférico como la sarcopenia y la disfunción metabólica muscular y los de origen central como los aspectos cardiovasculares.

Espero que el articulo te haya servido y si estás con dudas de como entrenar o tienes alguna consulta sobre entrenamiento para prevenir y/o tratar las enfermedades metabólicas, comunícate con nosotros para que podamos ayudarte.

 

 

Nicolas Vigario

Prof. de Educación Física / Especialista en Acondicionamiento Físico y Rehabilitación Metabólica / Fundador de Bs As Personal Trainer
<< Ver más consejos sobre Rehabilitación Metabólica

Artículos relacionados

Inactividad física: la causa de las enfermedades crónicas

Inactividad física: la causa de las enfermedades crónicas

La inactividad física es la principal causa de las enfermedades crónicas modernas, es decir, de diabetes tipo 2, hipertensión, dislipidemias, riesgo cardiovascular, osteoporosis, obesidad y hasta de diferentes tipos de cáncer.
El ejercicio, individualmente dosificado, logra grandes avances en la prevención o terapia de muchas de estas enfermedades.

leer más
Ejercicio localizado: la solución al Síndrome Metabólico

Ejercicio localizado: la solución al Síndrome Metabólico

Las disfunciones mitocondriales generan una acumulación de grasa y azúcar en el organismo que pueden ser muy peligrosas debido a que te pueden generar enfermedades metabólicas. La solución: el ejercicio localizado de fuerza ya que éste aumenta la capacidad funcional del sistema cardiovascular, respiratorio, del metabolismo muscular y por ende de la capacidad de trabajo.

leer más